Préstamos a plazos

Consigue préstamos a plazos en solo 3 pasos

100 1000
61 90
El plazo de los préstamos que comparamos oscila entre 61 días y 12 meses.
El TAE mínimo es del 0% y el TAE máximo de 2424,60%. Las condiciones varían en función de cada perfil.
Ejemplo representativo: un préstamo de 2000€ durante 12 meses, el importe a devolver serán 3816,77€ y la T.A.E. de 290,60%

Préstamos a plazos

¿Estás en busca de financiamiento? Pues has llegado al lugar indicado. Descubre los préstamos a plazos de Doctor Dinero. Una solución eficiente y adaptable a tus necesidades y a las de tu familia.

Si solicitas préstamos a plazos, tú eliges el importe y el plazo en el que lo deseas pagar. Puedes devolver el dinero en cuotas desde los 12 meses hasta los 6 años y lo puedes pagar en cómodas mensualidades de manera automática mediante tu tarjeta de débito o crédito. De esta manera no tendrás que preocuparte por plazos fijos o cuotas que se alejan de tu capacidad de pago. 

Si no tienes claro qué préstamo personal a plazos es el que más te conviene, en Doctor Dinero te ayudamos, accede a nuestro buscador y te mostraremos todas las opciones de financiación que tienes a tu alcance para que puedas tomar una decisión informada y segura.

Utiliza nuestro servicio de búsqueda de préstamos 100% gratuito y encuentra el préstamo a plazos que más se adapte a tus necesidades. 

Solicita un préstamo personal a tu medida

Si estás pensando en solicitar un préstamo de gran magnitud, quizás debas escoger un método de devolución a plazos, es decir, en varios meses o años, para asegurar la amortización y no agobiarte.

En Doctor Dinero no te cobramos nada por utilizar nuestro servicio de búsqueda y comparación, y te informamos sobre los préstamos personales a plazos que existen actualmente de forma gratuita. La mayoría de ellos no cobran comisiones por apertura y tampoco por transferir el dinero solicitado a tu cuenta bancaria.

Además, te proporcionamos un amplio rango de tipos de interés sujetos a las condiciones de diferentes entidades crediticias. Estos varían enormemente e incluso pueden llegar a cero en las primeras cuotas o a contemplar importantes descuentos o programas de fidelización muy ventajosos para usuarios que utilizan el servicio por vez primera.

Los intereses mensuales parten del 4% y suelen alcanzar el 8% para plazos que superan los tres meses de devolución, dependerá de si estamos solicitando un crédito rápido online de hasta 5.000 € a devolver en dos años o un préstamo personal de hasta 70.000 € a devolver en seis años.

Si el periodo de amortización es menor y estamos hablando de cantidades que no superan los 1.000 €, el interés puede dispararse. Sin embargo, como hemos indicado, éste varía enormemente de una a otra entidad, además de la existencia de ofertas y promociones, por lo que es importante que los compares antes de tomar tu decisión de solicitud.

Lo que está claro es que a menor tiempo de devolución de una misma cantidad, menores intereses totales tendrás que devolver.

Otros servicios como los cambios en la fecha de pago, el incremento del importe prestado o la devolución anticipada serán capítulos que tendrás que sopesar, ya que su cobro o gratuidad dependen también de la entidad financiera.

¿Por qué pedir un préstamo a plazos?

Un préstamo a plazos es la solución perfecta para conseguir financiamiento de gran volúmen, ya que te permite dividir las cuotas a pagar a lo largo de un periodo de tiempo establecido. 

Además, al contar con un simulador como el de Doctor Dinero, podrás saber desde el minuto uno cuánto y cómo tendrás que pagar por el financiamiento que has solicitado. De esta manera, no tendrás sorpresas al final del proceso. 

Asimismo, los préstamos a plazos te permiten ordenar tus finanzas y vivir con menos preocupaciones ya que sabrás exactamente cuándo tendrás que pagar la siguiente cuota de tu préstamo, a la vez que disfrutas de los beneficios de tener liquidez para tus proyectos.

Ventajas de un préstamo a plazos

Como ya hemos dicho, este tipo de financiamiento tiene un gran número de beneficios a la hora de proyectar tus finanzas a lo largo del tiempo. Pero además, este financiamiento te permite lo siguiente: 

  • Liquidez inmediata: Con un préstamo como este, recibirás la totalidad del dinero de manera inmediata, por lo que podrás ver tus proyectos hacerse realidad. 

  • Rapidez: En España, este tipo de préstamos está pensado para ser otorgado de manera online, por lo que no tendrás dificultades para acceder al financiamiento que te mereces.

  • Seguro: Todos nuestros productos son seguros y transparentes, por lo que podrás estar tranquilo y confiado de que el préstamo estará en tu cuenta apenas termines de solicitarlo.

  • Fácil: Además, no necesitas presentar una gran cantidad de información para que tu financiamiento sea aprobado.  

  • Flexibles: Con un préstamo a plazo como este, tendrás de entre uno a seis años para devolver el dinero. 

Además, con un préstamos a plazos jamás tendrás sorpresas en las cuotas ya que todo quedará pactado en el momento de la solicitud por lo que el dinero que tendrás que pagar mensualmente estará definido y establecido desde el minuto uno.

Tipos de intereses

Este tipo de préstamos cuentan con intereses variables en función del plazo en el que desees devolver el monto prestado. En esta línea, mientras más tiempo necesites para saldar la deuda, los intereses irán aumentando. 

En este sentido, los intereses mensuales comienzan en un 4%, para aquellos préstamos de rápida devolución y pueden alcanzar hasta un 8% para plazos que superan los tres meses.

Como ya sabrás, el factor tiempo es la clave para los préstamos de cualquier tipo, por lo que deberás considerarlo como uno de los factores a la hora de pedir cualquier tipo de financiamiento. 

¿Cómo solicitar este financiamiento? 

Lo primero que deberás hacer es establecer el monto que deseas solicitar y el plazo en el que quieres devolver el dinero. Con esto definido podrás usar nuestro simulador para saber exactamente cómo será el financiamiento que recibirás. 

Así, te aseguras de que esté todo en orden desde el primer momento y podrás tener total control sobre el producto que estás solicitando. Además, gracias a nuestro simulador online, podrás hacer todas las pruebas que quieras, hasta encontrar la fórmula que mejor se adapte a tus necesidades. 

Una vez satisfecho con esto, solo tendrás que solicitar el préstamo, y rellenar un pequeño formulario de información personal , que nos permitirá evaluar tu solicitud de la mejor manera. 

En este formulario te preguntaremos qué tipo de préstamo a plazos deseas solicitar, cuánto dinero necesitas, en cuánto tiempo deseas devolverlo, cuáles son tus ingresos mensuales, cuál es tu situación y antigüedad laboral y si figuras en alguna lista de morosidad o ASNEF.

Luego necesitaremos información sobre tus datos personales como nombre, apellidos, DNI o NIE vigente, fecha de nacimiento, teléfono móvil, correo electrónico, código postal y cuenta bancaria para que podamos realizar la transferencia en caso de que tu solicitud de préstamos a plazos sea aprobada. 

Con estos rápidos pasos, solo bastará la aprobación del préstamo a plazos que has solicitado para que sea transferido en su totalidad a la cuenta bancaria que hayas establecido. El tiempo que necesitamos para evaluar tu solicitud es rápida y no suele demorar más de 24 horas. Una vez que hayamos aprobado tu préstamo a plazos, te haremos llegar el préstamo de forma inmediata, mediante transferencia bancaria.

¡Y eso es todo! Podrás sacarle el mayor provecho a tu préstamo para comprarte esa casa que hace tiempo querías o pagar la boda de tus sueños.

Requisitos para solicitar préstamos a plazos

Para solicitar este tipo de financiamiento necesitas cumplir con ciertas medidas establecidas en la legislación. Estos requisitos son: 

  • Ser mayor de 18 años.

  • No estar sobre endeudado.

  • Tener un documento de identidad vigente y válido en territorio español 

  • Transparentar la cantidad que deseas solicitar y para qué utilizarás el dinero.

  • Demostrar que tienes capacidad económica suficiente para devolver el dinero solicitado.

  • Justificante de ingresos, que acrediten tu situación económica. Si eres autónomo necesitarás tener un certificado de alta, la cuota de la seguridad social al día o tu última declaración del IVA. Si eres trabajador por cuenta ajena, solo necesitarás aportar tus tres últimas nóminas.

  • Fotocopia de la declaración de Hacienda.

  • Aportar tu contrato de trabajo vigente.

  • No estar incluido como moroso en ASNEF o RAI. Sin embargo, existen algunas entidades crediticias, como Gedescoche y Suitaprest, que están dispuestas a aceptar las solicitudes de préstamos a plazos de personas que figuran en un fichero de morosidad.

  • No tener deudas actuales impagas.

  • En ocasiones, también pueden ser exigidas informaciones sobre tus bienes.

Para qué utilizar este dinero 

Otra de las características de los préstamos a plazos, es que puedes destinar el dinero a casi cualquier necesidad que tanto tú como tu familia tengáis. Como ya hemos explicado, los créditos a plazos son recomendables para obtener grandes sumas de dinero. 

Es por esto, que este producto financiero es ideal para aquellas personas que estén pensando en comprar un coche nuevo, una casa o un piso, solventar deudas de importes elevados, afrontar los costes de tu boda soñada, reformar tu casa y que finalmente luzca como siempre has querido o pagar un viaje que jamás olvidarás. 

Gracias a los préstamos a plazos que puedes solicitar en Doctor Dinero, podrás obtener gran parte de la inversión que necesitas y pagar lo que desees en cuotas a lo largo de un periodo de tiempo determinado que puede prolongarse hasta los seis años.

Además, con los préstamos a plazos puedes financiar proyectos personales o empresariales, ya que te permite contar con la liquidez necesaria para comenzar a ejecutar tus proyectos. Gracias a los préstamos a plazos, tu capacidad productiva se verá incrementada y podrás expandir tus horizontes financieros. 

En resumen, los préstamos a plazos son para todos aquellos proyectos que necesitan de un elevado capital inicial. 

Por qué utilizar Doctor Dinero

Doctor Dinero es una empresa financiera tecnológica, lo que significa que es capaz de democratizar el acceso al financiamiento, ya que la mayoría de nuestros productos financieros no necesitan mayor información crediticia de nuestros clientes.

Según  la Ley 22/2007, que trata sobre la comercialización a distancia de servicios financieros y la Ley 16/2011 que contiene información sobre los contratos de créditos al consumo, empresas como la nuestra están habilitadas para facilitar servicios financieros, de manera más sencilla y rápida que la banca tradicional. 

Esto permite que, normalmente, casi cualquier persona que necesite obtener financiamiento lo pueda conseguir de manera rápida, segura y transparente. 

Cómo se hace el pago del préstamo

Como ya hemos dicho, los préstamos a plazo, son 100% transparentes y te facilitan la vida. Desde el primer momento no solo sabrás cuánto deberás pagar cada mes, sino que además podrás decidir cuándo quieres hacerlo. De esta manera, todo queda establecido desde el principio.

Por esta razón, y para que tú solo te preocupes de lo importante, el pago de la cuota mensual se realiza de manera automática con cargo a la tarjeta de débito o crédito que tú hayas establecido, en la fecha que haz acordado pagar. 

Si lo prefieres, también puedes hacer el pago a través de una transferencia o una domiciliación bancaria. 

Ofertas de las diferentes entidades crediticias

Como ya hemos mencionado, no solo cuentas con la opción de solicitar tu préstamo en Doctor Dinero, sino también con varias opciones de préstamos a plazos que ofrecen diferentes entidades tecnológicas. Cada una de estas empresas, ofrece un importe máximo que varía desde los 5.000 € a los 100.000 €. 

Los plazos máximos de devolución  también serán diferentes en base a la entidad financiera que elijas. En algunos casos tienes la opción de devolver el dinero en un plazo máximo de 24 meses y en otros, podrás realizar la devolución en tres o seis años. Suena bien, sin embargo debes tener en cuenta que cuánto mayor sea el plazo de devolución, más intereses deberás pagar y debes asegurarte de contar con los medios para poder hacerlo. Es decir, necesitarás una nómina o un ingreso mensual importante como para poder hacer frente a la devolución de tu deuda. Gedescoche por ejemplo, solo requiere que cuentes con tu coche como aval. 

Y claro que también cobrarán diferentes intereses en base al monto y tiempo de devolución que te ofrezcan. Por otro lado, varias de estas entidades aceptan otorgar un préstamo a plazos sin importar que figures en un fichero de morosos o en ASNEF, como por ejemplo Finzmo, Repagalia, Suitaprest, Fidinda y Gedescoche.  

Te recomendamos que investigues bien cuáles son las condiciones, requisitos o beneficios de cada una de estas entidades financieras para que puedas tomar una decisión informada y que mejor se ajuste a tus necesidades y estilo de vida.

Solicita