Reunificación de deudas

Si tienes una vivienda en propiedad, con una reunificación de deudas podrás pagar mucho menos al mes por tus deudas (hipoteca, préstamos personales, tarjetas de crédito, financiación del coche…).

¿Cómo funciona la reunificación?

La reunificación de deudas, consiste en agrupar todos los préstamos en la hipoteca.

Mediante esta operación bancaria pagarás una cuota mensual que puede ser hasta un 50% inferior a la suma de todas las cuotas que pagas ahora cada mes.

¿Cómo es posible?

Esta reducción en tu cuota mensual es posible principalmente por dos motivos:

  • Reducción de intereses: el tipo de interés aplicado a las hipotecas es sensiblemente inferior al de tarjetas de crédito, préstamos personales o financiaciones.
  • Prolongación del plazo: se alarga el plazo de amortización del conjunto de deudas para reducir tu cuota.

MUY IMPORTANTE: Para realizar una Reunificación de deudas, es imprescindible que estés pagando una hipoteca o que dispongas de un inmueble que puedas hipotecar. Si no es así, podemos ofrecerte una refinanciación.

BOTON_INTERESA

Este tipo de operaciones conllevan gastos derivados de la cancelación de los préstamos que quiere agrupar el cliente, así como los propios de la constitución de la nueva hipoteca: notaría, hacienda (AJO), registro, gestoría, comisiones de estudio o de apertura que pueda aplicar en determinados casos la entidad con la que se formalice.