Préstamos para estudiantes, tu tabla de salvación hacia un futuro prometedor

¿Estás pensando en estudiar un grado, postgrado o un máster pero no puedes pagarlo? La formación es considerada por muchas entidades bancarias y prestamistas como una inversión, pues supone, a priori, una mejora de los ingresos a largo plazo, de ahí que las facilidades para solicitar un préstamo para estudiar sean notables por parte de las crediticias.

Préstamos personales o créditos rápidos pueden ser tu salvación cuando no salen las cuentas a la hora de pagar la tasa anual de tu formación en estudios superiores o adicionales, pero, ¿cuáles son los mejores?

En Doctor Dinero disponemos de un buscador a tu medida, para que encuentres la forma de financiación que mejor se ajuste a tus necesidades en cuantía, plazos de amortización y devolución, periodos de carencia, intereses, comisiones y rapidez a la hora de proporcionarte el dinero que necesitas en tu cuenta bancaria.

 

Ventajas muy favorables

Los préstamos personales y créditos rápidos para la financiación de estudios suelen presentar condiciones ventajosas.

Los préstamos bancarios, por ejemplo, suelen alcanzar hasta los 80.000 euros y establecer el plazo de devolución en función de la duración del estudio que el cliente desea financiar, incluso hasta los ocho años, de ahí que sean demandados, principalmente, por quienes han de encarar un grado de varios cursos o un máster de elevada cuantía.
Este tipo de préstamos suelen fijar un mínimo de financiación que supera los 1.000€, presentar periodos de carencia de entre uno y cuatro años, no cuentan normalmente con comisiones de apertura y el tipo de interés fijo se mueve entre el 4,15 y el 6,5 % TIN, dependiendo de la entidad.
Eso sí, la concesión está condicionada al previo análisis de la solvencia y la capacidad de devolución del solicitante, así como en función de los criterios de riesgo en la entidad.

En cuanto a los mini créditos, están pensados para solventar gastos puntuales o de poca envergadura, como la matrícula para un curso de especialización de varios meses o un año, un máster, un curso de idiomas en el extranjero e incluso material necesario para el estudio, como un ordenador portátil. Estos créditos rápidos suelen contar con un límite de 1.000€ a devolver en 30 días y los tipos de interés son, por norma general, más altos que los anteriores.
Sin embargo, la gran ventaja de estos últimos es que podemos solicitar una cuantía pequeña de dinero (incluso 50€) en cuestión de minutos y obtenerla en nuestra cuenta bancaria en menos de 24 horas, sin necesidad de presentar facturas, nóminas, avales, contratos o un justificante de que vamos a comenzar, o ya lo hemos hecho, el proyecto formativo en cuestión.

Préstamo hogar
¿Necesitas financiar la reforma de tu hogar? Podemos ayudarte