x

Mejores productos

¿Realmente compensa utilizar un préstamo preconcedido de tu banco?

29/01/2020

¿Realmente compensa utilizar un préstamo preconcedido de tu banco?

“Tienes a tu disposición 5.000€ para gastar en lo que quieras”. Seguro que, en algún momento, te ha llegado un comunicado de tu entidad bancaria con esta tentadora afirmación. Y es que son muchos los bancos que tratan de tentar a sus clientes con suculentas disposiciones de dinero, sin apenas trámites.

Estos préstamos se plantean como la solución perfecta para financiar ese proyecto que tienes en mente y que no puedes desarrollar por falta de liquidez. Además, se anuncian como la mejor opción para conseguir el dinero que necesitas, debido a que ya está prácticamente concedido: solo tienes que aceptar las condiciones, y ya es tuyo.

Pero, ¿qué esconden este tipo de préstamos? ¿Son realmente interesantes? En el artículo de hoy, analizaremos en profundidad cuáles son las características de este tipo de financiación, y si realmente merece la pena utilizar un préstamo preconcedido de tu banco.

 

Principales características de los préstamos preconcedidos

Los préstamos preconcedidos pueden ofrecer desde 300€ hasta 60.000€, lo que supone un importe suficiente como para realizar la compra de un coche, hacer un viaje o, incluso, llevar a cabo una reforma en el hogar.

Las propuestas de las entidades bancarias son diferentes en función del tipo de cliente que seas. Por norma general, tienen en cuenta distintos aspectos de tu perfil financiero para ofrecerte condiciones específicas y personalizadas. Entre estos aspectos, se encuentra el tiempo que lleves con la entidad bancaria, si pagas a tiempo todas tus responsabilidades económicas, el importe de tus ingresos, o tu solvencia.

Como norma general, el préstamo preconcedido solo se le ofrece a un buen cliente. No podemos olvidar que los bancos son un negocio, por lo que siempre intentarán arriesgar lo menos posible con la intención de obtener una ganancia, en este caso los intereses del préstamo. Por esto, es lógico pensar que no ofrecerán un préstamo a un cliente que no lo ha solicitado, a menos que antes se hayan cerciorado de que podrá realizar su devolución sin problemas.

Para conocer un poco más acerca de los préstamos preconcedidos, veamos algunas de sus características principales:

  • Documentación. Desde el mismo momento en el que te ofrecen este tipo de préstamos, te hacen ver que necesitarás muy poco esfuerzo para conseguirlo. Antes de ofrecerte la financiación, tu entidad ya hizo un estudio de tu perfil crediticio. Por eso, apenas necesitarás presentar documentación para formalizar el préstamo. En la mayoría de casos, basta con firmar el contrato y el dinero será transferido a tu cuenta.
  • Tiempo. Otra de las principales características de estos préstamos es que se encuentran preconcedidos, por lo que podrás disfrutar de ellos de manera prácticamente inmediata. En función de las condiciones particulares y del importe, podría ser únicamente necesario firmar el contrato y confirmar la operación en la banca online, para disfrutar del préstamo ingresado en la cuenta.
  • Productos vinculados. Un aspecto que debes tener en cuenta es que, en ocasiones, estos préstamos tienen productos vinculados; lo cual acabará encareciendo el importe a devolver. Además, por el bien de tu economía familiar, deberías analizar si realmente necesitas el producto vinculado, o si únicamente será una carga.
  • Intereses. Un aspecto que no siempre es tan atractivo como parece en un principio, es el tipo de interés que se aplica. Esto es muy importante, pero muchas personas lo pasan por alto. Este porcentaje determinará el precio del préstamo, por lo que conocerlo es la manera más sencilla de saber si el préstamo resultará interesante, o no.

 

¿Son realmente atractivos los préstamos preconcedidos?

Como acabamos de mencionar, uno de los aspectos que determina si se trata de una buena opción, o no, es el tipo de interés que se aplica. Generalmente, el tipo de interés que te muestran en letra grande junto a la cantidad que te ofrecen es el TIN. Sin embargo, este interés no incluye todos los costes y comisiones que conlleva el préstamo. Por lo tanto, en la realidad, conocer este porcentaje no es tan relevante para saber si se trata de una buena opción. El mejor indicativo del coste de un préstamo es la TAE.

Cuando analizamos la TAE de un préstamo preconcedido, solemos darnos cuenta de que, en la mayoría de casos, un préstamo personal convencional u online es mucho más económico. Y si la cantidad que queremos solicitar es baja, nos daremos cuenta de que la mejor opción puede ser solicitar un crédito rápido online.

Por lo tanto, ante la pregunta de si realmente merecen la pena o no, la respuesta es que depende. Dependerá del porcentaje de TAE, así como también del resto de condiciones que traiga consigo el préstamo. Los préstamos preconcedidos del banco pueden llegar a ser un producto interesante, aunque, por norma general, suelen ser más caros.

 

¿Préstamo preconcedido, o un micropréstamo online?

Es muy común que las personas confundan estos dos productos financieros. Principalmente debido a que ambos permiten disfrutar del dinero solicitado de manera casi inmediata.

Pero es importante conocer cuáles son las diferencias entre un préstamo preconcedido y un micropréstamo online, para así saber escoger la opción que más nos conviene. Las principales diferencias son:

  • El importe y el plazo. Mediante un micropréstamo online podrás acceder a un importe máximo de 1000€, con un plazo de devolución de hasta 60 días. Sin embargo, los préstamos preconcedidos ofrecen hasta 60.000€ y un plazo de devolución máximo de 10 años.
  • La vinculación. Para acceder a un minipréstamo online no existe ningún tipo de vinculación, ya que no es necesario cambiar de banco ni contratar otro tipo de producto. Sin embargo, un préstamo preconcedido suele requerir de ingresos domiciliados, una cantidad mínima de tiempo con la entidad bancaria y, en ocasiones, es necesario contratar productos adicionales, como por ejemplo un seguro. 

Escribe tu comentario




Leer más sobre

Ahorro     Créditos     Cuentas bancarias     Hipotecas     Otros     Préstamos     Salud financiera