cerrar mensajeEsta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información
Aceptar

P10 Finance cierra, ya no puedes solicitar un Préstamo1026/07/2022

Prestamo10

¿Qué pasa si un prestador se declara en bancarrota o cierra? 

¿Cómo enterarse de que el préstamo ha sido transferido? 

Si un préstamo es transferido a otro administrador de préstamos

¿Qué es la cesión de créditos? 

¿Qué ocurre con mi préstamo si el banco se lo vende a otra entidad?

¿Por qué se vende una deuda?

¿Debe el banco informarte del cambio de acreedor?

¿Pueden cambiar las condiciones del préstamo?

¿Tienes obligación de seguir pagando el préstamo?

 

P10 Finance era una empresa española de microcréditos que operaba con la marca Préstamo10. La plataforma ofrecía préstamos online, aceptaba solicitudes a través de SMS y contaba con una aplicación móvil, compatible con Android e iOS. Lanzada en 2011, fue la segunda empresa de micropréstamos en España por detrás de Ferratum. A día de hoy, las dos se hallan cerradas.

A pesar de contar con una alta cartera de clientes, la empresa prestamista cerró por motivos que se desconocen y ya no es posible solicitar un préstamo. No obstante, si nos atenemos al procedimiento seguido “concurso de acreedores” de P10 FINANCE SL instruido en Lleida, es claro que o bien la rentabilidad del negocio no era óptima o tenía problemas financieros, falta de liquidez o financiación para continuar dando préstamos que era su única actividad.

 

¿Qué pasa si un prestador se declara en bancarrota o cierra? 

En la mayoría de casos, los préstamos y los derechos para atenderlos se compran y venden. Si se tiene una cuenta, será un administrador quien administre los cobros y los pagos mensuales de la empresa y de tu préstamo, acredite su cuenta y maneje su cuenta de depósito en garantía. Si el administrador es diferente del prestamista original, y el prestamista original deja de operar, lo correcto es continuar realizando los pagos al administrador antes de la fecha de vencimiento, pero todo dependerá del contrato que se haya firmado y del cual se debe disponer una copia en su correo electrónico en el momento de la contratación del préstamo.

Es importante por tanto que establezcas con la empresa la situación real. En el caso de préstamo10 puedes contactar en el email: clientes@prestamo10.com

Es problable que en una situación como la planteada el administrador concursal venda los activos y transfiera la administración del préstamo a otra institución financiera bajo la supervisión del juez o “corte de quiebras”. Si esto ocurriera tienes que estar atento a las comunicaciones en las direcciones postal y de email que facilitaste en el contrato de préstamo.

¿Cómo enterarse de que el préstamo ha sido transferido? 

Lo mejor será estar al corriente de toda la correspondencia y mensajes de correo electrónico que se reciban y contestar a las llamadas y mensajes telefónicos referidos a un cambio de entidad de préstamo, pagos atrasados, o pagos no recibidos, ya que en la venta de un préstamo o deuda impagada, la comunicación al deudor o prestatario es un requisito legal. Se recomienda que, para evitar una estafa, se examinen todas las notificaciones que se reciban y que antes de enviar el pago la persona deudora se comunique con el nuevo administrador del préstamo.

Si un préstamo es transferido a otro administrador de préstamos

Sea la razón que sea, si un préstamo es transferido, la persona debe recibir al menos una notificación aunque a veces también será doble, una por parte del actual administrador y otra por parte del nuevo administrador.

A continuación procedemos a detallar aspectos básicos de este proceso en el caso de Préstamos hipotecarios donde la legislación está más desarrollada y por tanto te puede ayudar a conocer mejor tus derechos y obligaciones. Hay que tener en cuenta que en el caso de Prestamo10, al no ser una entidad regulada por el banco de España, no sería directa la aplicación de los preceptos siguientes pero si que ayuda a entender la situación de tu préstamo ante un concurso de acreedores o venta de tu crédito.

La fecha de entrada en vigor es el día en el cual se debe recibir el primer pago en la dirección del nuevo administrador. El nuevo administrador del préstamo también debe notificar a la persona dentro de un plazo de 15 días contado a partir de la fecha de la transferencia de su préstamo.

Como lo exige la ley, las notificaciones deben incluir la siguiente información:

  • El nombre y dirección del nuevo acreedor.

  • La fecha a partir de la cual el actual administrador dejará de aceptar pagos

  • La fecha a partir de la cual el nuevo administrador comenzará a aceptar pagos

  • El número de teléfono del administrador actual y el del nuevo administrador, ambos números deben corresponder a líneas de acceso gratuito o de cobro revertido para que usted pueda comunicarse sin cargo para consultar más información sobre la transferencia del préstamo 

  • Un párrafo que explique si puede o no puede continuar teniendo algún seguro opcional, como por ejemplo un seguro de vida o por discapacidad, si es necesario hacer algún trámite para mantener la cobertura de seguro, y si los términos de su póliza de seguro cambiarán o permanecerán iguales

Las notificaciones también deberán contener una declaración en la que se establezca que la transferencia del préstamo no afectará ninguno de los términos o condiciones del contrato, excepto aquellos términos o condiciones que estén directamente relacionados con la administración del préstamo. 

Además, después de que el préstamo sea transferido a un nuevo administrador, la persona solicitante tiene un período de gracia de 60 días. Esto significa que no se podrá imputar ningún cargo por pago atrasado en caso de que por error se envíe el pago al administrador previo, y el nuevo administrador no puede reportar el atraso o mora del pago a una compañía de informes de crédito.

Se suele recomendar a todos los prestatarios que lean atentamente los resúmenes de cuenta mensuales. Si una persona no recibe su resumen de cuenta en la fecha prevista (aunque se demore solo unos pocos días) es importante comunicarse con la empresa prestamista para consultar los motivos de la demora. 

Además, se recomienda guardar y tener a disposición: 

  • Todos los comprobantes de pago

  • Los resúmenes de facturación

  • Los cheques pagados

  • Los resúmenes de cuenta bancaria

  • Los registros de la cuenta en línea cuando corresponda.

En el caso de que existiera alguna controversia con el préstamos, se puede continuar pagando las mensualidades del préstamo, pero se recomienda enviar una carta al administrador del préstamo para plantearle el problema, y guardar una copia de la carta y de los documentos adjuntos necesarios para fundamentar su disputa. Por último, se recomienda enviar la correspondencia por correo certificado con acuse de recibo, o enviarla por fax y guardar el impreso de la confirmación de transmisión.

El panorama económico mundial actual que se nos presenta a diario en los medios de comunicación está causando que cada vez más personas se pregunten cuáles serían las repercusiones de una posible quiebra de una entidad financiera.

Quizá una de las preguntas que más se plantea una persona que contrae diferentes préstamos es la de qué ocurriría con los que hemos contraído con las diferentes entidades financieras. ¿Se dejarían, sin más, de pagar las deudas si la entidad financiera se quiebra?

Si los fondos propios de una entidad financiera se reducen con respecto a su pasivo, se produce una situación en la cual esta no puede atender sus compromisos de pago y, a no ser que capten recursos en los mercados mediante ampliaciones de capital, se entra en una situación de quiebra técnica. 

Sin embargo, en caso de una bancarrota, hay que seguir pagando las deudas. Estas figuran como activo en el balance de la entidad financiera, y en caso de presentar concurso de acreedores, pasarían a formar parte, al igual que el resto de préstamos de los activos de la masa concursal.

Si los administradores concursales son capaces de llegar a acuerdos con los acreedores de manera que la entidad pudiese ser viable de nuevo, se podría llegar a reflotar la entidad y, por tanto, se tendría que seguir pagando la deuda a la misma entidad financiera.

Si esto no es posible, en el caso de los bancos, se procederá a realizar una liquidación ordenada, los bancos nacionales e internacionales seguramente comprarían los activos del banco en liquidación, entre ellos, la deuda del préstamo. Por tanto, se dejaría de deber la deuda a una entidad financiera para deberla a otra diferente.

Por tanto, en estos casos, una persona no se liberará de sus deudas. Es probable que solo hubiese que cambiar de acreedor, pero con las mismas condiciones de la escritura firmada en un primer momento.

 

¿Qué es la cesión de créditos? 

La cesión de créditos es una figura jurídica que consiste en un cambio de acreedor, ya sea en los productos hipotecarios o en los de carácter personal.

Al mantenerse los parámetros recogidos en el contrato original, el comprador de la deuda no podrá añadir comisiones ni endurecer las condiciones de pago. Por eso, los expertos aconsejan seguir abonando las cuotas aunque haya un traspaso a otra entidad, a una financiera o a un fondo de inversión, entre ellos los conocidos como 'buitre'.

Un préstamo, sea hipotecario o personal, suele pasar por diferentes etapas vitales: solicitud del cliente, visto bueno otorgado por la entidad, concesión de los recursos financieros y devolución tanto del principal como de los intereses. 

Ese es el proceso habitual en los productos bancarios, el que se da en la mayoría de los casos. Sin embargo, hay excepciones y otras posibilidades. Por un lado, que el banco deniegue la petición de capital porque el perfil del solicitante no se ajuste a sus exigencias de riesgo, que el prestatario no pueda pagar lo acordado o que la entidad financiera transfiera la deuda.

¿Qué ocurre con mi préstamo si el banco se lo vende a otra entidad?

Aunque no es común, puede suceder que el banco ceda la deuda a otra entidad, a una financiera o a un fondo de inversión (entre los que se encuentran los conocidos como 'buitre'). En otras palabras, lo primero es tener claro que resulta perfectamente legal que el banco venda tu préstamo. A ello hay que añadir, por tanto, las consecuencias que tiene para ti como cliente, si debes seguir pagando o si cambian las condiciones pactadas, entre otros aspectos.

La cesión de préstamos se regula, con carácter general, en el Código Civil, si bien existen ciertas reglas específicas tanto en el Código de Comercio como en la Ley Hipotecaria, tal y como explica el Bando de España:

"Consiste en que un banco, por ejemplo, vende una serie de créditos a otra entidad, que se convierte en el nuevo acreedor del crédito. Este hecho genera confusión en el cliente que no sabe realmente qué va a pasar con su deuda".

¿Por qué se vende una deuda?

A una entidad financiera que pasa dificultades económicas o que necesite disponer de liquidez con celeridad puede convenirle vender los préstamos que tiene concedidos: es una vía para conseguir dinero con rapidez. Aunque, eso sí, percibirá una cantidad menor de la pactada en un primer momento con el prestatario. 

Por su parte, a los compradores también les sale a cuenta, ya que suelen abonar un precio muy inferior al importe de la deuda pendiente. El negocio para ellas está en ser capaces de que el deudor devuelva el total del préstamo. Desde el punto de vista del cliente, según destacan desde el supervisor, es preciso tener en cuenta que "suelen ser compañías totalmente desconocidas para nosotros y localizadas fuera de España".

¿Debe el banco informarte del cambio de acreedor?

Aunque ha habido sentencias en un sentido y en otro a lo largo de los últimos años, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) falló en agosto de 2018 que la cesión del crédito no necesita el consentimiento del prestatario. Además de carecer de la obligación de notificarlo, por mucho que algunos jueces y asociaciones consideran ambas prácticas como abusivas.

A pesar de esa realidad legal, los bancos suelen enviar una carta en la que se informa del nuevo escenario y se aporta la documentación correspondiente. El Banco de España aconseja:

"Si recibes una comunicación expresa en la que te indican quién es el nuevo acreedor o titular de tu crédito, léela con atención porque puede contener información relevante acerca de cómo pagar las cuotas y a quién tienes que dirigirte en caso de cualquier incidencia".

¿Pueden cambiar las condiciones del préstamo?

En conclusión, las cláusulas del contrato que firmaste en su momento siguen estando vigentes, de tal modo que las condiciones del préstamo no pueden ser alteradas. Así que el nuevo acreedor no podrá añadir comisiones ni endurecer las condiciones de pago y deberá respetar plazos, tipo de interés, cuota, etc.

¿Tienes obligación de seguir pagando el préstamo?

Según el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), dejar de pagar un préstamo, sea hipotecario o personal, puede acarrear graves problemas. En la gestión de cualquier presupuesto, el pago puntual de las deudas debe tener prioridad sobre los demás gastos. Nunca tomes la decisión de dejar de pagar un préstamo como solución a un problema económico, porque lejos de ser una solución, será el comienzo de problemas mucho peores. 

Al cerrar P10 Finance, es recomendable no caer en posibles estafas y estar al tanto de cualquier comunicación que las entidades responsables de tu préstamo te hagan llegar y asegurarse de que se está procediendo según la ley. 

 

Escribe tu comentario



Leer más sobre

Ahorro     Créditos     Cuentas bancarias     Hipotecas     Otros     Préstamos     Salud financiera