Me deniegan la hipoteca porque estoy en ASNEF... ¿Qué puedo hacer?10/05/2021

hipoteca estando en asnef

¿Se puede pedir una hipoteca estando en ASNEF?

Cómo conseguir una hipoteca en situación de morosidad

Las principales ventajas de los préstamos con ASNEF

La importancia de comparar hipotecas

En algunas ocasiones es difícil conseguir que te concedan un préstamo hipotecario cuando figuras en algún fichero de morosidad como ASNEF. Desde Doctor Dinero queremos ayudarte a encontrar las mejores alternativas si estás en ASNEF y buscas una hipoteca.

 

¿Se puede pedir una hipoteca estando en ASNEF? 

Existen muchos motivos por los que te pueden denegar un préstamo hipotecario. Puede deberse a ser demasiado joven, o incluso demasiado mayor, así como tu inestabilidad económica y laboral. Lo ideal es que tengas un contrato indefinido y cierto tiempo en la empresa ya que sino puedes significar un riesgo para la entidad económica.

Por otro lado, tu historial bancario, especialmente si no hay estabilidad, y no aportas un avalista que esté dispuesto a pagar cuando tú no puedas hacerlo, son otros de los motivos principales de denegación de créditos personales o de hipotecas. No obstante, otro de los motivos más comunes es la morosidad.

Pero ¿está prohibido que te concedan una hipoteca con ASNEF? Definitivamente, no. Hay bancos que aceptan clientes que figuran en un fichero de morosidad y asumen el riesgo. Hay muchas personas que están inscritas en RAI o ASNEF simplemente por no haber pagado una pequeña cantidad a un operador de telefonía móvil. En muchas ocasiones, se debe a que el cliente no está de acuerdo con el servicio por el cual se le reclama el pago y es por eso que se niega a pagar.

Por este motivo, a no ser que la deuda esté relacionada con el impago de algún tipo de producto financiero como pueden ser préstamos, créditos o tarjetas de crédito, las entidades financieras suelen conceder los créditos. Cuando se deniega una hipoteca es porque el banco entiende que ese cliente es de alto riesgo para ellos y que puede terminar en impago. No obstante, por estas pequeñas deudas no supone un riesgo para ellos.

Comprar un inmueble, más seguridad en la hipoteca

Cuando el objetivo de tu hipoteca es la compra de una casa o piso, los bancos te la conceden de forma más sencilla. Especialmente si aportas el 20% del valor de la vivienda como entrada. Las entidades financieras entienden que el inmueble actúa como el propio aval. De esta forma, en el caso de que no pudieras pagar, siempre podrías vender la propiedad y el banco recupera el valor de la deuda.

Además, se da la casuística que los clientes suelen ser más propensos a pagar cuando el inmueble está en peligro por el riesgo de poder ser desahuciados y quedarse en la calle. Una de las mejores estrategias que puedes llevar a cabo es solicitar este crédito u hipoteca a diferentes bancos o entidades financieras. De esta forma, podrás comparar cuál te ofrece mejores condiciones. Otro de los problemas es que los intereses superen el presupuesto que te habías marcado, así como la duración del contrato.

Además de ASNEF existen otras muchas listas de morosidad. Por eso, te pueden negar una hipoteca por estar en otro fichero, aunque ASNEF es el principal. Recoge los datos de miles de personas físicas, así como empresas y es una buena base de datos para las entidades financieras. Los sectores principales son, además del bancario, las telecomunicaciones, los seguros o las empresas energéticas. Esto significa que en caso de que tu compañía sea de otro sector, seguramente aparecerás en otro fichero y no en ASNEF.

A pesar de todo, la mayoría de las empresas suelen estar en este fichero porque agrupa a los sectores con más problemas económicos en España. Por ello, antes de solicitar cualquier tipo de hipoteca es importante que revises tu situación de morosidad. Existen portales que te permitirá tener una visión general de si puedes estar en algún tipo de fichero de morosidad.

 

Cómo conseguir una hipoteca en situación de morosidad 

Si has revisado tu situación personal, y realmente estás en ASNEF, que no cunda el pánico. A no ser que esté relacionado con algún impago de una deuda anterior o de tu tarjeta de crédito, podrás conseguir la hipoteca que estás buscando. Obviamente, no va a ser fácil y nadie te asegura 100% que realmente vas a obtener dicho dinero. Puede que te lo nieguen por algún otro motivo.

Sin embargo, es importante que consultes otras opciones a tu disposición. El primer punto que debes valorar son las empresas que refinancian deudas. Especialmente si la tuya es de un importe pequeño. De esta forma, podrás pagarla rápidamente y olvidarte del problema. El objetivo es conseguir que tu deuda pase a formar parte de otra empresa, que no sea tan conocida como ASNEF. Los bancos dejarán de tenerte en su punto de mira y ya no formarás parte de su lista de morosos.

Este tipo de negocios se dedican a pagar tus deudas en tu nombre. Una vez solucionado el problema pasarás a deber el importe a esta nueva empresa. Podrás renegociar la nueva situación y establecer un nuevo sistema de pagos. Es la mejor opción para no frenar tus nuevos proyectos que dependen de conseguir otros productos financieros. 

Hipotecas del 100% con ASNEF

Es una de las opciones más complicadas, aunque no imposible. Las hipotecas por el 100% del valor del inmueble suelen estar reservadas a usuarios con un perfil financiero intachable. Esto es sin deudas previas, un buen historial financiero, un trabajo estable con contrato indefinido y en un sector en auge. Y, además, incluye una doble garantía. Esto es que se encuentra en la compra de su segunda vivienda, pero que cuenta con otra de su propiedad como aval.

Generalmente, las hipotecas de inmuebles se reservan al 80% del valor del piso o de la casa. Esto quiere decir que mínimo debes tener ahorrado el 20% de la vivienda. Sin embargo, se recomienda incluso que tengas el 35% para asegurar que te concedan la hipoteca. Debes tener en cuenta que existen otros gastos formales como el notario o las comisiones de apertura de la propia hipoteca que tendrás que afrontar.

Hipoteca con ASNEF sin aval

La mejor opción para conseguir una hipoteca estando en un fichero de morosidad como ASNEF es contar con una avalista rentable. En caso contrario, solo será posible que te concedan el crédito en caso de que el importe de la deuda no sea muy grande. 

 

Las principales ventajas de los préstamos con ASNEF 

La principal ventaja respecto a los bancos tradicionales que encontrarás en los préstamos con ASNEF es que te permiten acceder a una financiación que no podrías conseguir sin estos prestamistas particulares.

Ten en cuenta que un banco tradicional, difícilmente te dará un préstamo si estás en un fichero de morosidad. Por este motivo, es necesario tenerlo en el radar si necesitas una inyección de capital urgente. Además, podrás beneficiarte de algunas de las siguientes ventajas:

  • Los prestamistas online tienen mucho menos papeleo que un banco tradicional. No deberás pagar ni comisiones de apertura ni llevar a cabo un minucioso estudio. Como cliente te pondrás en contacto con ellos a través de un formulario web, y en apenas 24 horas puedes tener una respuesta. 

  • En el caso de tener que firmar ante notario, los prestamistas particulares suelen dar una mayor libertad para que firmes en la notaría en la que te sientas más cómodo.

  • Los bancos aprovechan cualquier tipo de hipoteca para incluir productos financieros vinculados. En este caso, los prestamistas particulares solo te incluyen, y porque está obligado por ley, el seguro de protección del inmueble. Está pensado para que el prestamista no pierda dinero en el caso de impagos, o bien haya un accidente.

  • Los bancos tradicionales suelen tener la desventaja de que debes responder con todo tu patrimonio personal en el caso de impago, incluyendo tu nómina. En el caso de los prestamistas particulares solo responderás con tu garantía hipotecaria. 

  • Podrás amortizar con tranquilidad, ya que en este tipo de préstamos no existe comisiones de cancelación.

Además, debes tener en cuenta que la tasa de interés en este tipo de préstamos personales suele rondar el 13 o el 14%, en el caso de que estés en ASNEF. En cambio, en los microcréditos rápidos puede llegar a superar el 100%.

Usos principales y cómo solicitar un préstamo con ASNEF

Existen diferentes finalidades por los que puedes necesitar un préstamo estando en ASNEF. Por un lado, puedes requerir liquidez para pagar la deuda que te hace estar en un fichero de morosidad. Como has visto antes, existen diferentes empresas que te ayudarán a solucionar este tipo de problemas refinanciando tu deuda.

Además, puedes necesitar comprar algo de forma urgente. Pese a que no es una de las finalidades principales de un crédito, puedes pedirlo en el caso de que sea algo vital para tu día a día. Lo mismo ocurre con los motivos médicos, o bien reparar tu coche cuando has tenido un gasto inesperado. 

Algunas reparaciones no pueden esperar más de 30 días, o por lo menos, hasta que llegues a final de mes y puedas cobrar tu nueva nómina. Para solicitar tu próximo préstamo u hipoteca debes cumplir algunos requisitos. Es obligatorio ser mayor de 18 años, así como disponer de un DNI o NIE, un teléfono móvil, un correo electrónico y ser titular de una cuenta bancaria en España.

Una vez te has asegurado que cumples con todos los requisitos solo deberás seguir el procedimiento habitual con cualquier tipo de prestamista. Deberás contar con un dispositivo con acceso a Internet y rellenar el formulario correspondiente con todos los campos personales y económicos. 

En el caso de que cuentes con un aval también deberás incluirlo en el formulario. Recuerda que es una de las opciones que aumentará las posibilidades de conseguir tu préstamo con éxito. Otra de las ventajas de este tipo de entidades financieras es que podrás enviar tu solicitud durante cualquier día del año a la hora que tú quieras.

 

La importancia de comparar hipotecas 

Antes de decidirte por una entidad financiera determinada, o bien por una hipoteca, es importante que tengas en cuenta diferentes factores. Independientemente de si te encuentras en ASNEF o no. Por un lado, si se trata de un tipo de hipoteca fija o bien variable. Por otro, debes valorar si llevar a cabo una subrogación de la hipoteca te permitirá mejorar las condiciones de la actual.

Además, debes analizar tu situación actual y especialmente si cuentas con una vivienda en tu propiedad que te permita utilizarla como garantía hipotecaria. Otro de los puntos que siempre debes investigar es si el contrato de la hipoteca exige la contratación de otros productos financieros como pueden ser un seguro de vida o del hogar.

Las condiciones de cancelación también son fundamentales ya que en función de cuáles sean te será beneficioso amortizar o seguir pagando la hipoteca, teniendo en cuenta que puedes desgravarla en la Declaración de la Renta. Las comisiones de apertura también son otro punto importante ya que es un pago que debes llevar a cabo antes de disponer del dinero.

Además de conocer tu situación personal, también es fundamental mirar en detalle cada una de las ofertas que se adapten a tus necesidades. Pedir información acerca de productos financieros tan complejos puede ser complicado si no estás preparado. En este sentido, pide ayuda ante cualquier tipo de dato que no tengas claro.

Debes conocer tu situación personal en la lista de morosos para saber si estás incluido en ASNEF o bien no tienes ningún tipo de deuda pendiente. La comparación de hipotecas te permitirá saber cuál es tu situación y cuál es el producto que más te interesa.

En Doctor Dinero te aportamos información valiosa sobre diferentes entidades financieras y te ayudamos a encontrar la hipoteca y el préstamo personal que mejor se ajuste a tus necesidades. De esta forma, podrás iniciar el proceso de solicitud de una forma mucho más clara para poder cumplir tus objetivos.

 

Escribe tu comentario



Leer más sobre

Ahorro     Créditos     Cuentas bancarias     Hipotecas     Otros     Préstamos     Salud financiera