x
VIVUS

Primer crédito hasta 300€ sin intereses ni comisiones. Obtén tu dinero en menos de 15 minutos. Sin aval y sin papeleos.

MYKREDIT

¡Acepta ASNEF! Consigue hasta 400€ en 20 minutos. Aprobación y transferencia instantánea. Sin nómina ni papeleos.

Liquida tus deudas de forma definitiva sin pedir más dinero. Una segunda oportunidad para pagar. Obtén descuentos hasta el 50%.

YOUNITED CREDIT

Hasta 50.000€ sin avales y 100% online. Amortiza tu préstamo sin comisiones. Mensualidades desde 18,95€. Exigen poca documentación.

Intereses: a favor y en contra02/10/2019

Pros y contras de los intereses

Generalmente, cuando solicitas un préstamo, te preocupas por los intereses que tendrá. Por ese motivo, al relacionarlos con créditos y préstamos, mucha gente cree que los intereses únicamente tienen una cara negativa. Sin embargo, estos costes también tienen su lado positivo. En este artículo, te vamos a contar todo lo que debes saber a favor y en contra de los intereses. Qué aspectos de ellos pueden jugar en tu contra, y cuáles a tu favor.

Intereses: a favor y en contra

Qué son los intereses

Antes de empezar a hablar de la parte buena y la mala de los intereses, es importante definir qué son. Podemos decir que el interés es el valor del dinero a lo largo del tiempo. Y esto puede significar que ese precio del dinero sale de tu bolsillo, pero también puede significar que entra.  De forma sencilla, podemos diferenciarlo así:

  • Si solicitas un crédito, o un préstamo, el interés será el coste de esa financiación. Es decir, el dinero extra que tendrás que pagar por disfrutar de ese préstamo.
  • Sin embargo, si realizas inversiones, el interés será el porcentaje de dinero extra que ganarás cuando el dinero invertido vuelva a ti.

Veamos de una forma más concreta cómo funcionan estas dos caras de los intereses y cómo puedes aprovechar cada una de ellas para ahorrar o ganar lo más posible.

Cara A: el interés de una deuda

Como hemos mencionado, los intereses tienen un lado positivo, y otro negativo. En este caso, vamos a hablar del lado negativo de este porcentaje. En concreto, hablaremos de los intereses que generan las deudas que puedes ir contrayendo.

Es cierto que existe un tipo de deuda que es buena. Se trata de aquella que contraes para tener el dinero necesario para invertir en algo que te genera ingresos. Por ejemplo, la hipoteca de un piso que compras para alquilar. Si el dinero que ganas mensualmente por el piso de alquiler es más que el que inviertes en la hipoteca, te genera un balance positivo y esta deuda puede ser buena.

Sin embargo, por lo general, las personas no suelen utilizar la deuda para invertir en negocios o bienes que les generen ingresos. Por el contrario, lo más probable es que tus deudas sean debidas a gastos de estilo de vida. Por ejemplo, cuando no tienes dinero para comprar un coche y pides un préstamo para pagarlo; o cuando no dispones del efectivo suficiente para hacer frente a un imprevisto y, en lugar de buscar un préstamo gratis, acudes a la tarjeta de crédito.

A veces olvidamos que cuando utilizamos la tarjeta de crédito o un préstamo con intereses para hacer frente a nuestro estilo de vida, también tendremos que devolver el dinero que hemos solicitado, junto con los intereses que esta deuda genere. Es decir, si pedimos 400€ y no los solicitamos a una entidad de créditos rápidos gratis, tendremos que devolver los 400€ + los intereses generados por ese dinero a lo largo del préstamo.

Este tipo de intereses se pueden ir acumulando en tus gastos mensuales, llegando a ser muy destructivos para la economía familiar. Por eso, lo más importante a la hora de contraer una deuda es saber exactamente qué cantidad de dinero estarás pagando en concepto de intereses. De esta forma, podrás reducirlos al mínimo.

Una de las recomendaciones más interesantes en materia de créditos es la siguiente: que tus deudas no superen nunca el 30% del dinero que ganas mensualmente. Lo aconsejable es que si ganas 1000€, tus deudas no superen los 300€. De lo contrario, puedes perder el control con referencia a los pagos, y terminar en una situación económica muy desagradable.

Una forma de pagar menos intereses y ahorrar al máximo es reestructurar las deudas. Si tienes diferentes cuotas por tarjetas de crédito, préstamos, etc. puedes simplificar tus deudas y sus intereses para pagar menos, acudiendo a una entidad de reunificación. En Doctordinero.es puedes encontrar la forma de refinanciar tus deudas.

Cara B: el interés de una inversión

La otra manera de ver los intereses, de una forma más positiva, es cuando los intereses generados meten dinero en tu bolsillo, en vez de sacarlo. Esto es lo que ocurre cuando inviertes tu dinero de forma inteligente. En lugar de perder dinero por causa de los intereses, estos intereses son tu ganancia en la inversión.

Por ejemplo, imagina que los 400€ de los que hablamos antes, en lugar de ser un préstamo que has pedido, son una inversión que has realizado. En ese caso, en lugar de gastar dinero en concepto de intereses, los intereses que esa inversión genere a lo largo del tiempo, vendrán a tu cuenta como una ganancia. En otras palabras: los intereses te harán ganar dinero. 

Pero, ¿cómo puedes invertir de forma inteligente? No se trata solamente de elegir un tipo de inversión que genere cualquier cantidad de interés. Debes hacer cálculos y ver si realmente resulta rentable. Para ello, es importante que conozcas diferentes mecanismos de inversión y elijas aquel con el que te sientes más cómodo: bienes inmuebles, bolsa, metales, monedas, negocios…

Aprende y busca información sobre inversiones que venga de referentes en el mundo de la inversión. No dejes que cualquier persona que no invierte su propio dinero te diga dónde debes invertir. Una buena forma de comenzar puede ser hacerlo mediante el crowdfunding. Este sistema te permite financiar un proyecto con una pequeña cantidad, y poco a poco ir ganando rendimientos y aprendiendo a diferenciar las buenas inversiones de las malas.

Sea cual sea el tipo de inversión que elijas, debes tener en cuenta que resulte rentable. Y, desde luego, tener siempre presente que el dinero siempre es más productivo cuando se invierte para ganar más dinero, que cuando se gasta en caprichos o en estilo de vida.

Como has podido ver, los intereses no solamente pueden quitarte dinero. También, puedes generar una gran fuente de ingresos utilizando los intereses de forma inteligente. Por eso, es importante que adquieras la cultura financiera necesaria para saber sacar el jugo a estas cuestiones, utilizando el flujo de efectivo siempre a tu favor.

Escribe tu comentario



GONZALO CAMPOS
Gracias por la información sobre los créditos. Me sirvió para poder reunificar mis deudas y salir adelante como se pudiera
2020-06-30 16:45:39
INES HIDALGO
Muchas gracias por vuestra ayuda para poder pagar la reparación del coche. Me vino realmente bien ese último empujón
2020-06-30 16:44:53
GABRIEL CABRERA
Excelentes artículos que publicáis constantemente y que me sirven para ver como evoluciona el sector financiero y económico
2020-06-30 16:44:14
JULIAN FUENTES
Muchas gracias por el crédito que me concedisteis ayer. Me ha venido súper bien poder contar con un minicrédito para financiar la nueva caldera
2020-06-30 16:43:26
ANA ISABEL REYES
Sin duda, el interés es relativo a la forma en que se mire. Por tanto, los intereses que siempre los vemos como negativos también pueden ser positivos
2020-06-30 16:42:49

Leer más sobre

Ahorro     Créditos     Cuentas bancarias     Hipotecas     Otros     Préstamos     Salud financiera