Hipotecas, ¿merece la pena pensar en tipo fijo?

24/04/2018

Hipotecas, ¿merece la pena pensar en tipo fijo?

A estas alturas del año, muchos de vosotros, sobre todo quienes estáis inmersos en el proceso de compra de una vivienda, habréis notado el interés de las entidades bancarias por impulsar la hipoteca a tipo fijo mediante precios muy atractivos y condiciones ventajosas. 

Sin embargo, ¿merece la pena?, ¿son las hipotecas a tipo fijo la solución frente a una modalidad de tipo variable que asusta a quienes no quieren correr riesgos? Analicemos los pros y los contras.

 

Pros y contras de las hipotecas a tipo fijo

Las ventajas, para el consumidor, de contratar una hipoteca a tipo variable son proporcionales a unas expectativas económicas estables donde los intereses se mantengan como hasta ahora, al cero por ciento desde 2016; por lo tanto, son los rumores de posibles subidas los que incrementan el entusiasmo de los clientes hacia las hipotecas a tipo fijo. Y es que, según los expertos, los tipos podrían enfilar una trayectoria ascendente a finales de 2019, que encarecería el euribor, y proseguir durante los próximos años.

Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), el pasado mes de enero se inscribieron en los registros 28.778 hipotecas sobre viviendas, un 9,2% más en tasa anual, de las cuales, el 62,8% fueron a tipo variable y un 37,2 % a tipo fijo, lo que representa un incremento del 5,9% en tasa anual. Es decir, las hipotecas a tipo fijo siguen por encima del umbral del 35% del total de productos hipotecarios y las de tipo variable, aunque siguen siendo las más demandadas, pierden terreno.

Además, el INE informa de que el importe medio del total de las hipotecas rozó los 122.000 euros (un aumento del 7,9%), el interés medio fue del 2,68% (un 14,0% inferior al de enero de 2017) y el plazo medio de devolución se situó en los 24 años.

Este último dato es importante, porque nos indica qué umbral temporal debemos tener en cuanta a la hora de sopesar qué tipo de hipoteca escoger en función de la tendencia evolutiva de los intereses a medio y largo plazo.

Apostar por una hipoteca de interés fijo es hacerlo por una modalidad de financiación en la que pagaremos lo mismo a lo largo de toda la vida del crédito, ya que no está sujeta a las oscilaciones del euribor. En un momento en el que se espera que suban los tipos, la opción del interés fijo se muestra más atractiva que nunca, sobre todo para quienes desean evitar sobresaltos ante fluctuaciones alcistas inesperadas, como ya ocurriese el pasado.

Estabilidad ante un mercado volátil que puede jugarnos malas pasadas, esa es la gran ventaja de una hipoteca a tipo fijo. Entre los contras: su rentabilidad solo estará asegurada en un escenario económico y financiero en el que el euribor sobrepase el horizonte del 2%, al menos durante los próximos 20 años. El ritmo de amortización del crédito es otro factor a tener en cuenta, mucho menor en el caso de las hipotecas a tipo fijo, pues la mayor carga de intereses se paga durante los primeros años.

 

Las hipotecas de interés fijo ante las previsiones para 2019

Si bien es cierto que las hipotecas de tipo fijo parecen tener un recorrido alcista, su crecimiento se frenó a finales de 2017 y principios de 2018 teniendo en cuenta que en el tercer trimestre del año pasado su contratación suponía un 38,45% del total de las hipotecas concedidas, así que cabe preguntarnos si la tendencia alcista se consolidará o habremos asistido a un repunte aislado.

Lo que está claro es que el pasado fue el año de las hipotecas a tipo fijo y que el inicio de 2018 parece no quedarse atrás, aunque finalmente las primeras subidas de tipos previstas para principios de 2019 y el cambio en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) lastren dicha tendencia.

De momento, la oferta hipotecaria sigue incluyendo atractivas ventajas para las hipotecas de tipo fijo, así que puede ser una buena opción y un buen momento para todos aquellos consumidores que estén pensando en solicitar un crédito en esta modalidad para costear la compra de su vivienda.

La Hipoteca Estrella de Caixabank, a un interés del 2,1% (vinculaciones: domiciliar nómina, recibos, contratar una tarjeta de crédito, contratar una tarjeta de débito, contratar un seguro de hogar y contratar un seguro de vida), o la Hipoteca fija Bankinter, a un 2% (vinculaciones: domiciliar nómina, contratar un seguro de hogar y contratar un seguro de vida), son dos de la alternativas estrella del momento para quienes buscan un tipo fijo.

 

300x250_150-sin-comisiones-casa.gif

 

 

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a encontrar el mejor en función de tus necesidades

¡Solicita!

¿Necesitas dinero urgente?

Solicita ahora hasta 1000€ sin intereses

Continuar