Diez consejos para encontrar el mejor préstamo

28/11/2018

Diez consejos para encontrar el mejor préstamo

Con una oferta de préstamos personales cada vez mayor, no es de extrañar que el consumidor se sienta abrumado. Cierto es que un aumento en el número de propuestas beneficia a quienes desean hacerse con un préstamo rápido, pues las posibilidades de encontrar un producto más barato y a la medida se disparan; sin embargo, también lo hace el tiempo que debemos invertir en la búsqueda del préstamo ideal, por eso, desde Doctor Dinero, queremos lanzar una serie de recomendaciones básicas para encontrar el mejor préstamo.

  1. Emplea un comparador online de préstamos adecuado. Ahorra tiempo y desplazamientos consultando una amplia oferta disponible en el mercado a golpe de ratón. Entra en Doctor Dinero a través de tu smartphone, tableta u ordenador y consulta las características, ventajas y condiciones de préstamos personales o préstamos rápidos en cuestión de minutos y con total transparencia. Busca, compara y cuando tengas claro qué préstamo necesitas, pincha en el botón para solicitarlo online. Si no tienes claro qué préstamo estás buscando, rellena nuestro formulario y el equipo de Doctor Dinero se encargará de tramitar tu solicitud.
  2. Comprueba la flexibilidad del producto respecto a la cantidad de dinero que puedes pedir. Solicita un préstamo personal que cubra tus necesidades más apremiantes y evita endeudarte. Ya sabes que, además de la cantidad prestada, deberás devolver los intereses generados junto a gastos en concepto de comisiones, si las hubiese. Así que, ajusta al máximo la cantidad de dinero que necesitas y evita pagar más de lo necesario por tu préstamo personal. Para ello, debes asegurarte de que el préstamo que vas a solicitar es flexible a este respecto, es decir, que te deja ajustar al máximo la cantidad de dinero que vas a solicitar.
  3. No pierdas de vista el TAE. Además de comprobar los intereses que la entidad financiera aplica sobre tu préstamo, cerciórate de cuales son las comisiones, pues pueden llegar a encarecer el producto más de lo que piensas. Cuando compares las características entre varios préstamos personales, no quites ojo al TAE (Tasa Anual Equivalente), es decir, a la suma de comisiones, intereses y gastos, es decir, al coste total del préstamo.
  4. Averigua si puedes devolverlo en cuestión de días. Otro factor que influye decisivamente en el abaratamiento del préstamo, sobre todo en los préstamos rápidos, es el periodo de devolución, cuanto más corto sea, menos intereses tendrás que pagar. Si quieres solicitar un préstamo económico y con buenas condiciones, asegúrate de que puedes devolverlo en cuestión de días o de semanas, e incluso si puedes hacerlo antes de la fecha escogida sin costes añadidos, recortarás los gastos asociados a intereses y te quitarás un peso de encima.
  5. Retrasos en el pago: lee con atención la letra pequeña. Este punto es de vital importancia, pues aunque nuestro consejo es que jamás te retrases en la devolución de tu préstamo personal, nunca se sabe lo que puede pasar, debes estar preparado para cualquier eventualidad. Por esa razón es importante verificar qué condiciones establece el producto financiero en caso de demora, pues estas variarán de uno a otro préstamo. Y si te vas a demorar en el pago, trata de ponerte en contacto con el prestamista para que puedan asesorarte.
  6. Acude a préstamos especializados. La mayoría de entidades financieras, tanto las tradicionales como las tecnológicas, cuentan con préstamos especiales diseñados para responder a necesidades muy concretas. De esta forma, puedes solicitar un préstamo personal para reformar tu vivienda, para saldar deudas, para comprar un vehículo, para realizar un viaje, para celebrar tu boda, etcétera. Este tipo de préstamos ofrece ventajas específicas para fines concretos, por lo que resultan muy atractivos para quienes tienen claro en qué van a invertir el dinero demandado. También puedes elegir un préstamo al que no le importe si figuras en alguna lista de morosos.
  7. Contrata un préstamo en el que no tengas que dar explicaciones. Muchas entidades bancarias piden explicaciones a sus clientes o usuarios antes de pedir un préstamo personal. Quieren saber en qué lo vas a emplear y cómo vas a hacerlo. Sin embargo, en el mundo tecnológico, la mayoría de financieras evitan interrogar a los consumidores (a no ser que se trate de un préstamo especializado) facilitando el préstamo sin pedir información personal a cambio. Si no quieres tener que justificar el gasto, busca un préstamo personal de estas características.
  8. Pide tu crédito personal en una financiera solvente. Recurre a entidades que ofrezcan garantías, que cumplan con todos los requisitos legales necesarios y que lo acrediten en su página web. Entidades donde la transparencia sea un pilar fundamental, con las cuales puedas contactar directamente ante cualquier duda o necesidad y cuyas herramientas digitales también acrediten protocolos de seguridad garantizados.
  9. Hecha mano de ayuda especializada. Si no sabes cómo buscar el préstamo ideal y te pierdes en el mar de requisitos y características de cada uno de ellos, cuenta con el apoyo de profesionales. En Doctor Dinero, te ayudamos a encontrar el préstamo que mejor se ajuste a tus necesidades, tan solo tendrás que cumplimentar un rápido cuestionario con algunos datos de relevancia y te enviaremos una propuesta lo antes posible sobre el préstamo más adecuado para ti.
  10. Lee con detenimiento, pregunta y vuelve a preguntar.> Jamás te quedes con una duda en el tintero cuando se trata de tu dinero, tanto si quieres invertirlo como solicitarlo, plantea tus dudas a la entidad financiera escogida tantas veces como sea necesario, hasta que todo te quede claro; evita sorpresa desagradables.