x
VIVUS

Primer crédito hasta 300€ sin intereses ni comisiones. Obtén tu dinero en menos de 15 minutos. Sin aval y sin papeleos.

MYKREDIT

¡Acepta ASNEF! Consigue hasta 400€ en 20 minutos. Aprobación y transferencia instantánea. Sin nómina ni papeleos.

Liquida tus deudas de forma definitiva sin pedir más dinero. Una segunda oportunidad para pagar. Obtén descuentos hasta el 50%.

YOUNITED CREDIT

Hasta 50.000€ sin avales y 100% online. Amortiza tu préstamo sin comisiones. Mensualidades desde 18,95€. Exigen poca documentación.

Créditos con Asnef ¿qué tipo de avales existen? 01/09/2020

avales para solicitar créditos con asnef

En distintas situaciones, solemos escuchar la palabra “aval” cuando solicitamos un crédito con ASNEF. Pero, ¿sabemos lo que significa e implica realmente un aval? Hoy te queremos hablar sobre este tema.  Para comenzar, el concepto general: un aval es una tercera persona (o un bien material) la cual se compromete a asumir la deuda que el solicitante de un crédito, hipoteca, entre otros, ha contraído en algún momento y que por diferentes situaciones ya no está saldando a la entidad prestamista. En otras palabras, el aval está en el compromiso de saldar las deudas no pagadas por el deudor principal.

Este proceso es completamente legal y conlleva un compromiso legal para con la entidad prestamista. Estas entidades suelen establecer como requisito, a la hora de solicitar un préstamo, la presencia de un aval que firme y se comprometa  a saldar la deuda en caso de que el solicitante ya no salde la deuda y sus intereses, independientemente de los motivos. 

¿Cuáles son los diferentes tipos de avales?

Existen diferentes tipos de avales según su función incial que te pueden ayudar a solicitar un préstamo. Veamos cuáles son:

Según la función representada por el aval:

  • Los avales personales: este tipo de aval se da cuando la garantía de pago es respaldada por una persona ya sea física o jurídica. Este es el aval más común, el que se necesita a la hora de adquirir la deuda de un coche, por ejemplo. El aval se compromete a correr con los gastos en caso de que el deudor tenga impagos. Esto será así hasta que la deuda quede saldada por completo con la entidad. Ser un aval, o pedirle a alguien que lo sea, ya sea familiar o amigo, es una gran responsabilidad que debe tomarse muy en serio. En este mismo apartado, podemos establecer otras dos subcategorías:

  • Los avales solidarios: la entidad está en la capacidad de reclamar la deuda tanto al solicitante del préstamo como al avalista, sin distinción.
  • Los avales bancarios: son un tipo de garantías emitidas por un banco o entidad financiera. En estos casos, el aval conlleva un coste adicional, y por esto el banco recibirá una cantidad como prestación en el tiempo que la garantía de pago este vigente. Este tipo de aval es usual, por ejemplo, cuando se quiere comprar o alquilar una vivienda que aún no se ha terminado de construir y el proyecto aún no ha finalizado, en otras palabras, un aval para un fin a futuro. 

Según la obligación garantizada por el tipo de aval:

  • El aval técnico: Suele darse en concursos públicos y subastas. Este aval garantiza el cumplimiento de un acuerdo o de un servicio, en lugar de una cantidad económica como en los casos anteriores.

  • El aval económico: existen dos tipos de este aval. Este aval garantiza que la deuda sea saldada, con las mismas condiciones (como los intereses y el plazo a pagar) que el contrato inicial establece. Suele causar un sobrecargo en la deuda debido al incumplimiento del pago por parte del solicitante. Estos son los dos tipos de aval económico existentes:

  • El aval comercial: este tipo de aval salda el pago de las cantidades que provienen de transacciones comerciales.
  • El aval financiero: con este aval, se asegura que el pago de la cantidad de dinero recibido sea saldado. 

Así mismo, los avales pueden tener dos tipos de condiciones en lo que a tiempo se refiere. Por un lado, existen avales temporales, los que durante un determinado tiempo (estipulado en el contrato) se comprometen como avales, pero que una vez finalizado este tiempo ya no son responsables de la deuda que haya asumido el titular. Por otro lado, existen avales de plazo indefinido, lo cual quiere decir que, hasta que la deuda no haya sido totalmente saldada por parte del titular, ellos siguen estando comprometidos a hacerse cargo de la deuda en caso de impago. 

¿A qué se compromete un avalista?

Si una persona o entidad se compromete como aval, esta asume la responsabilidad total de saldar la deuda en aquellos casos en los que el titular del crédito deje de pagar las cuotas y los intereses. En otras palabras, se compromete a pagar el total de la deuda en caso de impago por parte del titular. Se compromete a las mismas condiciones que el contrato inicial establece, como la tasa de interés, el plazo establecido, y otros gastos adicionales, como el sobrecargo por el impago por parte del titular y por lo que acarrea esta situación para el banco (recurrir al aval). 

Ahora bien, ¿cambia algo cuando se quiere solicitar un crédito con Asnef?

Es importante saber que el hecho de ser aval no implica directamente entrar en una lista de morosos como el Asnef. No obstante, dicha posición como aval sí se refleja en la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), lo que quiere decir que, si el aval decide adquirir una deuda propia, va a ser más complicado que esta sea aceptada ya que, aunque la deuda no sea propia, sí corresponde a un compromiso monetario que puede afectar al pago de la deuda que está solicitando. 

Condiciones para convertirse en aval (persona o entidad)

Las condiciones para que una persona se convierta en un aval son similares a las solicitadas para el titular inicial de la deuda. Veamos cuáles son estas condiciones.

  • Tener solvencia económica. Debe estar en la capacidad de afrontar la deuda en caso de que sea necesario. 

  • Poseer propiedades y bienes materiales. Esta es otra forma de garantizar a la entidad de que el aval tiene los medios para solventar la deuda en caso de que se requiera. 

  • Ser o convertirse en cliente de la entidad prestamista para establecer el contrato como aval. 

En Doctor Dinero te ayudamos a conseguir tu crédito rápido con ASNEF, sin propiedad y sin nóminas. El mejor microcrédito online urgente con Asnef, con la tasa de interés y al plazo que desees. Gracias a nuestro sistema de filtros, puedes analizar y escoger tu préstamo en 15 minutos sin papeleos. Encuentra desde nuestra página web préstamos rápidos de hasta 3000 euros, y créditos a devolver en 12 meses aún estando con ASNEF.

Escribe tu comentario



Nuria
Tengo un aval y estoy en asnef puedo pedirlo
2020-11-10 22:01:59
Sonia lopez cortes
Kiero un prestamo para reforma de casa
2020-09-03 23:22:02
EVA MARIA MONTERO
Antes de adquirir cualquier tipo de crédito es necesario estar totalmente informado, en el caso del aval, conocer sobre los tipos de avales que puedan requerir las entidades.
2020-09-03 23:06:23
MIRIAM GIMENEZ
No sabía que uno de las condiciones para ser un aval podría implicar convertirse en cliente de la entidad prestamista. Muy interesante.
2020-09-03 23:04:34
NEREA SANTANA
Siempre se debe escoger como aval a una persona confiable que tenga buenas prácticas financieras.
2020-09-03 23:02:43
ESTHER DIEZ
Hay que tener mucha cautela a la hora de seleccionar la persona que será el aval para los créditos que se solicitan. Es una responsabilidad que genera un compromiso muy grande.
2020-09-03 22:59:56

Leer más sobre

Ahorro     Créditos     Cuentas bancarias     Hipotecas     Otros     Préstamos     Salud financiera