Cómo pagar cuando viajamos al extranjero

15/06/2018

Cómo pagar cuando viajamos al extranjero

Pagar en el extranjero sin tener que asumir comisiones abusivas es harto complicado y un verdadero quebradero de cabeza ahora que se acerca la temporada de verano y, quién más y quién menos, planea un viaje fuera de nuestras fronteras.

De hecho, uno no sabe bien cómo ni por qué, pero acaba sufriendo elevados sobrecostes a pesar de haber puesto todo el empeño posible en averiguar de qué forma podría eludir las tediosas tasas.

Sacar dinero del cajero sin sobrecostes, realizar pagos directamente con la tarjeta, cambiar dinero a la moneda del país de destino… Intentemos arrojar algo de luz sobre la mejor forma de pagar en el extranjero sin sentirnos desprotegidos ante las comisiones.

 

Infórmate sobre las comisiones que aplica tu banco o caja de ahorros

Lo primero que deberías hacer es averiguar los sobrecostes y comisiones asociadas a tus productos bancarios, por ejemplo, al uso de tarjetas en el extranjero. Y mejor hacerlo semanas antes de salir del país, por si necesitases realizar cambios de última hora, como contratar una tarjeta de crédito para sustituirla por la de débito en el país de destino o cambiar una cantidad concreta de euros a la moneda local, pues ciertos procesos llevan su tiempo.

Y es que, cada banco o caja de ahorros aplica sus propios criterios para el cobro de comisiones y no todas son de la misma cuantía ni tienen validez en los mismos supuestos.

Pongamos otro ejemplo: las tasas que cargan otras entidades propietarias de cajeros automáticos en el extranjero cuando intentas sacar dinero en ellas dependerá del acuerdo que mantenga tu propia financiera con las mismas; igualmente, no todas las entidades bancarias te cobrarán lo mismo por cambiar tus divisas, de ahí la importancia de informarte sobre las tarifas que aplica tu banco o caja en cada caso.

Además de los acuerdos alcanzados por tu entidad y de la política de empresa, el grado de vinculación que mantengas, el importe que saques y el lugar donde viajes influirán a la hora de establecer las comisiones.

 

Las prácticas más ventajosas en el extranjero, a grandes rasgos

Independientemente de la entidad bancaria, financiera o caja de ahorro en la que deposites tu confianza, extraer dinero de un cajero automático en el extranjero suele resultar muy costoso.

La mayor parte de las entidades cobran elevadas comisiones, bien porque aplican un amplio porcentaje sobre el importe total retirado, bien porque cargan un tipo de cambio fijado de antemano, es decir, una cantidad fija; bien porque cobran las dos.

La comisión varia en función de país al que viajemos, sin embargo, lo hagas o no dentro o fuera de la Unión Europea, se mueven entre el 4 y el 5% sobre el valor retirado, a excepción de raros casos en los que son gratuitas o, por el contrario, exceden incluso ese 5%. Así que, un consejo, si vas a sacar efectivo, intenta hacerlo de una sola vez, al menos te ahorrarás la comisión fija.

Así las cosas, la opción más económica para pagar en el extranjero sería hacerlo con tarjeta de crédito o débito directamente en el establecimiento, ya que las comisiones suelen ser inferiores a las que te aplicaría la entidad propietaria de un cajero automático. Estas rondan el 2 o 3% excepto para países de la UE, donde sacar dinero con tarjetas de crédito es gratuito con la mayoría de financieras, de hecho, algunas entidades bancarias te liberan de dicho sobrecoste incluso en cualquier país del mundo.

En cuanto al tipo de tarjeta, de crédito o débito, la primera resulta imprescindible para contratar servicios como el alquiler de un vehículo o incluso alojarte en un hotel, la segunda es más económica al contar con comisiones más reducidas. Lo mejor, viajar con una de cada.

 

Busca y compara para encontrar la tarjeta idónea

Infórmate sobre las opciones que te brinda el mercado en tarjetas de débito y crédito, compañías financieras como EVO Banco lanzan productos promocionales con condiciones muy ventajosas a la hora de pagar en el extranjero, sobre todo cuando se acerca la época estival.

 

Las ventajas de viajar con una tarjeta al extranjero y algo de efectivo

Los pagos con tarjeta suelen compensar con creces, aunque debes asegurarte de no exceder el límite de la misma o de ampliarlo antes de salir del país si es que crees que lo vas a rebasar. Además, salir del país con una tarjeta te aportará mucha seguridad. Nunca se sabe lo que te puede pasar y si habrás de asumir un gasto inesperado en el país de destino.

Sin embargo, una buena opción, por no decir que es la mejor, es llevar con nosotros y desde España efectivo en la divisa del país de destino, dinero que habremos tenido que cambiar a través de nuestra entidad, además de nuestra tarjeta de débito o crédito. De hecho, la mayoría de los viajeros combinan ambas opciones, llevan dinero en metálico en la moneda del país para pagar importes pequeños y la tarjeta para asumir pagos elevados o imprevistos.

Debes recordar que no en todos los países encontrarás siempre donde pagar con tarjeta, pues dependerá de la dotación de servicios bancarios en ese Estado así como de la zona a la que nos dirijamos. Así que es importante bucear en internet o hablar con nuestra agencia de viajes especializada sobre las posibilidades de pagar con dinero de plástico en el destino, ya que si son limitadas, debemos aprovisionarnos de más cantidad en metálico.

 

¿Por qué cambar el dinero antes de salir de tu país?

Por que depende del lugar al que viajes, podrías encontrar serias dificultades para cambiar de moneda o para hacerlo sin que te cobren comisiones abusivas o, simplemente, te timen. Casas de cambio, aeropuertos y hoteles suelen cobrar elevados sobrecostes y, además, no siempre estarán a tu disposición cuando los necesites.

En cuanto a los inconvenientes de viajar solo con dinero en metálico encima es que te expones a que te roben todas tus posibilidades de financiación o a perder dinero de nuevo si no has calculado bien la cantidad a cambiar en la divisa del país pues, al volver a España, tendrías que cambiar de nuevo la moneda sobrante (si es que es posible) y perder dinero por el camino.

Como ves, resulta imprescindible ser previsor, pero ojo, no siempre será posible obtener la divisa deseada en nuestra sucursal, pues no todas las monedas admiten cambio en nuestro país igual que no todas son convertibles, es decir, sólo un número limitado de monedas permite realizar de nuevo el cambio a euros al regresar de las vacaciones.

Esperamos haber aclarado tus dudas acerca de cómo pagar en el extranjero. Y recuerda, si vas a viajar próximamente, informa a tu banco de tus planes para evitar que te bloqueen la tarjeta al comprobar movimientos o retiradas de efectivo en un destino poco común, viaja siempre con efectivo y hazlo, a poder ser, con un par de tarjetas a tu disposición, por si una de ellas se extraviase o estropease.

 

300x250 Tarjetas Marzo 2018

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a encontrar el mejor en función de tus necesidades

¡Solicita!

¿Necesitas dinero urgente?

Solicita ahora hasta 1000€ sin intereses

Continuar