Apple Pay: tus tarjetas en el móvil24/08/2021

apple-pay-pagos-movil

¿Qué es Apple Pay?

¿Cómo configurar Apple Pay?

¿Cómo funciona este método?

¿Es un método seguro?

Compatibilidad con Apple Pay

Apple Pay es un nuevo método de pago que en poco tiempo ha cambiado nuestra perspectiva sobre el dinero, la manera en la que pagamos y hasta lo que llevamos encima cuando salimos de casa. Pagar con el móvil es cada vez más común y quienes lo prueban, no lo abandonan.

Antes era impensable salir de casa sin cartera, sin embargo con los nuevos métodos de pago, lo único que necesitamos es llevar encima el móvil para hacer frente a todas las necesidades que nos surjan.

También los bancos han tenido que adaptarse a la nueva era digital y proporcionar servicios online para brindar más comodidad y soluciones, en especial a los más jóvenes, quienes siempre optarán por el banco que “mejor se adapte a sus necesidades”.

Como tantos otros métodos, Apple Pay favorece el tiempo de pago y la facilidad gracias a que guarda los datos del usuario, es seguro, sencillo y rápido. Además, cada vez son más los bancos y entidades financieras que ofrecen este sistema de pago. Sin ir más lejos, la tarjeta AXI Card ya está disponible en Apple Pay.

 

¿Qué es Apple Pay? 

Apple Pay es un nuevo servicio de pago móvil desarrollado por Apple. Está disponible desde el 20 de octubre de 2014 y está diseñado para los usuarios de: iPhone 6, 6s. 7, 8, 6 Plus, 6s Plus, 7 Plus, 8 Plus, SE, X, XS, XS Max, XR, iPhone 11 e iPhone 12.

Además, está disponible en más de 55 países y permite realizar pagos de bienes y servicios directamente desde el iPhone en tiendas minoristas utilizando el chip NFC que se encuentra integrado en los móviles.

También es compatible con el Apple Watch, de manera que solo se necesita un Apple Watch emparejado con el iPhone para realizar el pago. Todo este procedimiento es posible gracias al chip NFC incluido en el Apple Watch.

Apple Pay también permite realizar compras dentro de las aplicaciones. Por ejemplo, a la hora de suscribirse dentro de una aplicación, Apple Pay te pedirá permiso para realizar el pago, de forma que no debes ingresar manualmente tus datos de la tarjeta dígito por dígito.

Los dispositivos más nuevos cuentan con Touch ID o Face ID y contienen un controlador NFC donde se encuentra el "elemento seguro" de Apple Pay, que mantiene la información del cliente en privado. En 2017, Apple habilitó los pagos de persona a persona de Apple Pay a través de la app iMessage de iPhone y del Apple Watch. Mediante Apple Cash, se puede enviar dinero a amigos o familiares.

Apple también presentó en 2019 su propia tarjeta de crédito, la Apple Card, que tiene ventajas y beneficios únicos y ofrece una profunda integración con Apple Pay y la app Wallet.

Apple Pay ha experimentado un gran cambio con la presentación del iPhone X y posteriores, ya que estos iPhone incorporan el reconocimiento facial Face ID en lugar de la autenticación de huellas dactilares Touch ID. Los escaneos faciales en lugar de los escaneos de huellas dactilares se utilizan para confirmar los pagos en los nuevos dispositivos.

Para mantener la seguridad de los usuarios a la hora de realizar transacciones, Apple utiliza un método conocido como "tokenización", que evita que los números reales de las tarjetas de crédito se envíen por el aire. Apple también asegura los pagos utilizando Touch ID o Face ID en los iPhones compatibles y el contacto continuo con la piel en el Apple Watch, es decir, cuando un Apple Watch se desprende de la muñeca de su dueño, este se bloquee automáticamente, bloqueando también así los pagos. Solo es posible desbloquearlo introduciendo el pin de seguridad.

Apple pretende sustituir la vieja cartera tradicional por el móvil para evitar que la gente tenga que rebuscar en su bolso o cartera para encontrar su tarjeta de crédito o débito o incluso para que pueda salir de casa sin llevar bolso, solo con su Apple Watch.

Apple Pay funciona en cualquier lugar donde se acepten pagos sin contacto con la tecnología NFC. Hoy en día, prácticamente todos los TPVs ofrecen esta tecnología.

 

¿Cómo configurar Apple Pay? 

Apple Pay se puede configurar en la aplicación Wallet. También puede configurarse mediante las indicaciones que aparecen al configurar un nuevo iPhone, iPad o Mac. El único requisito es instalar iOS 8.1 o posterior.

Los usuarios pueden añadir una tarjeta de crédito o débito a su Apple Pay, que será donde se cargarán los pagos. Solo hay que seleccionar una tarjeta ya archivada o escanear una con la cámara. Las tarjetas de crédito y débito se verifican en unos pocos segundos, pero algunas tarjetas requieren una llamada telefónica, la descarga de una aplicación o un correo electrónico para verificarla antes de poder añadirla a Apple Pay. Una vez que la tarjeta se verifica, estará disponible inmediatamente para las compras tanto en las tiendas como en las aplicaciones. Se pueden registrar hasta ocho tarjetas en Apple Pay a la vez.

Apple Pay se puede gestionar en la aplicación Ajustes, en la sección "Wallet y Apple Pay". Cada tarjeta añadida a Wallet aparece en esa sección, junto con información como la dirección de facturación, el correo electrónico y el número de teléfono. Al pulsar sobre una tarjeta se ofrece información específica como los últimos dígitos del número de la tarjeta, los últimos dígitos del número de cuenta del dispositivo que sustituye al número de la tarjeta en las transacciones y también la información de contacto del banco que emitió la tarjeta. Desde ahí, puedes agregar, eliminar o editar los datos.

 

¿Cómo funciona este método? 

El proceso está diseñado para ser muy sencillo. Entras a una tienda, te acercas a un sistema de punto de venta compatible con Apple Pay (como un datáfono con sistema de contactless), la pantalla del iPhone se ilumina y abre automáticamente Wallet, donde el usuario puede tocar una tarjeta de crédito para utilizarla o pagar con la tarjeta predeterminada de Apple Pay.

El pago se realiza sosteniendo el iPhone o el Apple Watch compatible cerca de un sistema de caja que incluya NFC. Hay que mantener un dedo registrado en el Touch ID en el botón de inicio durante un breve periodo de tiempo, hacer doble toque en el botón lateral y leer el Face Id o mantener el Apple Watch en la muñeca. Una vez autentificado el pago, se completa la transacción.

En algunas tiendas y en algunos países, es posible que todavía se pida a los usuarios un código PIN, según las máquinas de punto de venta menos innovadoras o debido a las limitaciones de las transacciones y las leyes de ciertos países, pero en su mayoría, realizar el pago con Apple Pay es un proceso sencillo de un solo paso que no requiere de firma o PIN.

 

¿Es un método seguro? 

Con Apple Pay, un cajero no recibe un número de tarjeta de crédito, un nombre, una dirección o cualquier otra información de identificación personal, por lo que es más seguro que los métodos de pago tradicionales. No es necesario sacar una tarjeta de crédito ni confirmar su autenticidad con el carné de conducir o el DNI, porque toda esa información se almacena en el iPhone y está protegida por varios sistemas de seguridad incorporados.

Realizar un pago online a través de Apple Pay es tan sencillo como realizar un pago en una tienda, ya que utiliza la misma tarjeta de crédito y se autentifica con Touch o Face ID en las apps participantes que han incorporado la API de Apple Pay. Y evita todos los pasos que suelen ser necesarios al realizar una compra online, incluida la introducción de la información de envío y de pago de manera manual.

Después de añadir un artículo a la cesta de la compra y de que el usuario inicie el proceso de pago, se puede seleccionar Apple Pay como método de pago. La dirección de envío y facturación asociada a la tarjeta de crédito o débito registrada se introduce automáticamente, al igual que el nombre del usuario. Luego, la compra se confirma mediante Touch o Face ID. Durante el proceso, se puede modificar información como la dirección de envío, lo que resulta útil cuando se pide un regalo. Los pagos online con Apple Pay para la web siguen el mismo proceso.

Por último, destacar que Apple ha declarado que la compañía no almacena ni monitorea las transacciones que hace la gente desde Apple Pay. Y destaca que no tienen datos sobre lo que la gente compra y tampoco guarda la información de las transacciones. Por lo tanto, lo convierte en uno de los métodos de pago más seguros actualmente.

 

Compatibilidad con Apple Pay 

Apple se ha asociado con las principales compañías de tarjetas de crédito y débito de España: Visa, MasterCard, Discover y American Express, y también ha firmado acuerdos con los principales bancos. Además, ha firmado acuerdos con cientos de bancos más pequeños en los diferentes países donde está habilitado.

Por ejemplo Access Finance, que ahora ofrece Apple Pay a sus clientes a través de su tarjeta AXI card y comenta lo siguiente:

“Gracias a este servicio todos los titulares de una AXI Card en España podrán pagar de una forma más segura, cómoda y rápida, evitando que los usuarios tengan que dejar su tarjeta en manos de otras personas, tocar botones o intercambiar billetes — y utilizando el poder de Apple para proteger cada transacción [...] Apple Pay hace que sea sencillo pagar el supermercado a domicilio, compras online, transporte, y aparcamiento, entre otras cosas. [...]] En iPhone, simplemente abre la aplicación Wallet, haz clic en el signo "+" y sigue los pasos para añadir la tarjeta de crédito AXI Card. Una vez que el cliente ha añadido su tarjeta al iPhone, Apple Watch, iPad, y Mac, pueden empezar a utilizar Apple Pay en ese dispositivo en el momento. Los clientes seguirán recibiendo las recompensas y beneficios ofrecidos por la tarjeta de crédito AXI Card.”

Cada vez son más los bancos y las tiendas que habilitan sus tarjetas en formato disponible para Apple Pay. Por ese motivo, si se cuenta con diferentes tarjetas, puedes elegir con cuál pagar directamente desde tu iPhone o Apple Watch. 

Como Apple Pay se basa en la ya existente tecnología NFC, el servicio funciona en cientos de miles de locales que aceptan pagos sin contacto. Al principio, Apple Pay solo contaba con unos pocos socios, pero en el transcurso de los últimos dos años, son cada vez más las tiendas que han comenzado a aceptar el servicio de pagos de Apple Pay. Actualmente se acepta en más de un millón de tiendas minoristas, restaurantes, gasolineras, tiendas de comestibles y más en toda España.

Lo mismo que Apple Pay existen dos soluciones de pago móvil creadas por Samsung y Google, Samsung Pay y Google Pay (antes conocido como Android Pay), que funcionan de manera muy similar a Apple Pay. Estas soluciones de pago están diseñadas principalmente para dispositivos Android, sin embargo, los usuarios de iPhone también pueden utilizar Google Pay Send para enviar dinero a sus amigos.

Si no has probado ninguno de estos servicios todavía, te aconsejamos que lo hagas....¡No tardarás en acostumbrarte a todas las ventajas que ofrecen!

 

Escribe tu comentario



Leer más sobre

Ahorro     Créditos     Cuentas bancarias     Hipotecas     Otros     Préstamos     Salud financiera