Créditos sin intereses

Consigue créditos sin intereses en solo 3 pasos

100 1000
61 90
El plazo de los préstamos que comparamos oscila entre 61 días y 12 meses.
El TAE mínimo es del 0% y el TAE máximo de 2424,60%. Las condiciones varían en función de cada perfil.
Ejemplo representativo: un préstamo de 2000€ durante 12 meses, el importe a devolver serán 3816,77€ y la T.A.E. de 290,60%

Créditos sin intereses

Los créditos rápidos sin intereses están en auge. La enorme competencia que se puede encontrar debido a los tipos de interés, los préstamos y los plazos de devolución ha llevado a muchos a ofrecer un primer microcrédito sin intereses. En Doctor podrás encontrar una amplia variedad de ofertas para encontrar aquel que mejor se adapte a tus necesidades y realizar todas las simulaciones que puedas necesitar en nuestra calculadora de créditos rápidos.

Obviamente, ningún crédito va a ser completamente gratuito. Sin embargo, no es lo mismo tener que devolver el dinero en el plazo establecido y además pagando los intereses correspondientes que no solo la cantidad que nos ha dejado la entidad. Por ello, podrás pedir la liquidez que necesites para afrontar los pagos que puedas tener pendientes y, posteriormente, devolver exactamente lo mismo que tuviste en tu cuenta bancaria. 

 

Características de los créditos sin intereses

En general, las entidades de créditos establecen una estrategia publicitaria que consiste en atraer nuevos clientes ofreciéndoles créditos rápidos sin intereses ni comisiones. Sin embargo, no hay que obviar que se trata de una fantástica oportunidad para conseguir dinero rápido sin pagar ningún tipo de comisión. Por otro lado, hay que tener claro que en la mayoría de ocasiones este tipo de préstamos no se permite devolver a plazos, sino que es necesario que se lleve a cabo la devolución en un único pago generalmente al cabo de 30 días.

Existe una pequeña diferencia solicitar un minicrédito con bajos intereses que otro sin intereses. Además, debemos estar atentos a las diferentes promociones que la entidad financiera pueda ofrecernos ya que pueden ir en aumento si la empresa confía cada vez más en nosotros. Las principales características de los microcréditos sin intereses son las siguientes:

  • Son rápidos: A diferencia de los créditos tradicionales donde se requiere un estudio e incluso una comisión de apertura, los minicréditos son prácticamente instantáneos.

  • Completamente online: No deberás acudir al banco ni a ninguna entidad financiera. Solo necesitarás un dispositivo con acceso a Internet.

  • Disponibles las 24 horas: Además, podrás pedirlo cuando lo necesites. En algún momento de urgencia puedes necesitar liquidez inmediata. Los préstamos tradicionales no te la ofrecen.

  • Transparentes al 100%: Olvídate de cualquier tipo de letra pequeña. Con nuestra calculadora de préstamos podrás elegir la cantidad que mejor se adapta a tus necesidades y, a partir de ahí, buscar un crédito que te ofrezca la modalidad de sin intereses. En todo momento sabrás la cantidad que debes devolver y, obviamente, una vez tu solicitud esté aprobada tendrás acceso al contrato de forma totalmente online.

Ventajas de los créditos sin intereses

  • Pedir un crédito rápido sin intereses tiene como principal ventaja que no tenemos que pagar ningún tipo de interés ni comisión.

  • Los puedes solicitar de forma digital y cómodamente sin moverte de casa ni tener que acudir a ninguna oficina bancaria.

  • Es más sencillo de ser aprobado que un crédito tradicional o hipoteca, que requiere de un exhaustivo estudio y mucho más tiempo.

  • Las cantidades que puedes solicitar son muy variables y cómodas, aunque en el caso de los créditos sin intereses suelen ir desde los 50 a los 300 euros a devolver en 30 días.

  • Suelen ser microcréditos sin papeleo ni documentación. No es necesario que presentes ningún tipo de nómina o documento que acredite tu solvencia.

  • Estar en ASNEF no es un contratiempo. Puedes estar cobrando un prestación o formar parte de un fichero de insolvencia, que puedes obtener un microcrédito.

Cuando se pueden solicitar estos microcréditos

A la hora de poder ser candidatos a alguno de estos minicréditos se deben cumplir algunos condicionantes. No obstante, son bastante similares a las de cualquier banco en el que pidamos una hipoteca. En este sentido, las principales son las siguientes:

  • Tener más de 18 años: Si no somos mayores de edad no podremos ser aptos para poder acceder a algún tipo de financiación. 

  • Residir en España: Tampoco podremos acceder a un crédito si no vivimos en España. Por ello, siempre debemos llevar el DNI o NIE al día. 

  • Cuenta bancaria en España: Además de residir también es fundamental que el destino de la transferencia del crédito también sea una cuenta que se encuentre en España. 

  • Forma de contacto: Por otro lado, también es necesario y recomendable contar con un teléfono móvil y una dirección de correo electrónico. Sin embargo, actualmente prácticamente la totalidad de la población disponemos de ambos instrumentos con comodidad. 

  • Ingresos demostrables: Prácticamente uno de los grandes beneficios de ese tipo de préstamos es que no se requiere ningún tipo de ingreso demostrable a través de documentos o papeles. No obstante, si es crucial disponer de dinero que entre de forma estable. Son algunas de las condiciones fundamentales para poder tener acceso a los préstamos.

  • ASNEF: Contar con la presencia en un fichero de morosidad nunca es una buena señal pero eso no significa que automáticamente no puedas acceder a la financiación ni a ningún tipo de crédito.

¿Acceder a un crédito al instante sin ningún tipo de interés?

En Doctor Dinero encontrarás una calculadora que te permite disponer de préstamos completamente adaptados a sus necesidades. Por ello, solo debes seleccionar el monto que necesites y el tiempo en el que vayas a realizar la devolución del crédito. No olvides que prácticamente en la totalidad de las situaciones, los créditos sin intereses están destinados a una oferta especial de las empresas de crédito cuya cantidad máxima nunca superará los 300 euros

Cuando hayamos encontrado lo que estábamos buscando, únicamente es necesario que hagamos clic en el botón de "Solicitar". Una vez hayas encontrado lo que necesitas, simplemente haz click en “Solicitar”. En poco tiempo, el equipo de Doctor Dinero analizará la solicitud que hayas enviado y se pondrá en contacto en la máxima brevedad posible. En caso que todo salga bien, en menos de un día tendrás el dinero en tu cuenta bancaria. 

Por esta razón, el orden de pasos para enviar la solicitud es el siguiente: 

  1. Elegir la empresa de crédito que mejor se adapte a lo que estemos buscando y con la que deseemos firmar el contrato. 

  2. Cumplimentar el formulario para poder acabar la solicitud y poder iniciar el estudio que determine si somos aptos para el crédito.

  3. Escoger un monto que se adapte a lo que estemos buscando. No hay que olvidar que en la mayoría de los casos este tipo de créditos no admite cantidades demasiado grandes. De forma habitual se trata de cantidades que se limitan a los 300 euros en 30 días. 

  4. Una vez estén los datos enviados, solo deberemos esperar a que se pongan eon contacto con nosotros. Estáte atento al teléfono. 

  5. Una vez el crédito esté aprobado, solo faltará que enviemos el dinero a tu cuenta bancaria a través de una transferencia. 

Antes de enviar la solicitud es importante que te asegures que la entidad tenga la disponibilidad de los denominados créditos a tasa 0 %. Una vez rellenado el formulario es importante que verifiques que todos los datos que envíes son verídicos y correctos. 

Una vez se hayan recibido los datos, un sistema web como Instantor verificará tu solvencia analizando el estado de tu cuenta online y los últimos movimientos realizados. Esto, con un sistema que encripta tus datos y los protege de terceras personas, tendrá una respuesta positiva o negativa en apenas 15 minutos. 

 

Solicitar Crédito

 

¿Es seguro pedir este tipo de créditos?

Resulta complicado creer que una entidad financiera vaya a poner en riesgo su capital sin pedir nada a cambio. Esto lleva a pensar que puede haber gato encerrado, en forma de comisiones de apertura que nadie esperaba. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de empresas que ofrecen la posibilidad de pedir créditos rápidos sin intereses realmente no van a cobrar ningún tipo de interés.

Generalmente se suelen hacer promociones concretas, o bien, con nuevos clientes o cuando se crea la propia entidad para darse a conocer. En la mayoría de los casos se ofrece junto a un cupón que debe aportarse a la hora de rellenar la solicitud. De esta forma, se crea una reputación y se empieza a posicionar en la mente del usuario para poder solicitar el siguiente crédito. Incluso, para la propia empresa también resulta beneficioso pues crea un vínculo de confianza con el cliente ya que éste ha devuelto el préstamo en el plazo estipulado.

Por otro lado, no es posible pedir dos créditos a una entidad financiera en el mismo tiempo. Es necesario solicitar uno, devolver éste antes de pedir otro. En cambio, sí es posible aprovecharse de las promociones de varias crediticias. Pese a todo, es una apuesta arriesgada porque generalmente los plazos de devolución acabarán siendo bastante similares.

Préstamos estando en ASNEF

Para la mayoría de entidades tradicionales estar en ASNEF es sinónimo de denegación del crédito. Sin embargo, para los créditos online esto no suele suponer un problema. Se entiende que puedes estar por error o, bien deber una cantidad importante que no obstante no impida que tengas los recursos suficientes para devolver el préstamo. Por ello, se analizará tu solvencia y, pese a estar en un fichero de morosidad, se concederá el crédito independientemente de este detalle.

 

Situaciones en las que puedes necesitar un crédito sin intereses

Existen muchas situaciones en las que un crédito de 300 euros sin intereses puede serte de utilidad. La posibilidad de poder devolver la cantidad que has pedido es un gran incentivo para la solicitud del préstamo. Un gasto inesperado suele ser la principal razón para recurrir a los microcréditos. Todos podemos necesitar una reparación urgente de nuestro vehículo y no tener la liquidez suficiente para afrontar el pago. Incluso, también gastos del hogar como la necesidad de reparación la caldera, la nevera o el congelador.

Por otro lado, este mismo gasto inesperado puede provocar que no puedas hacer frente a alguno de tus gastos fijos como puede ser la mensualidad de la escuela de tus hijos, el pago de tu seguro del coche o simplemente la cuota de manutención de tus hijos. Son muchos los motivos por los que en algunos momentos podemos requerir la necesidad de tener una inyección de liquidez y conseguir esos 300 euros que pueden hacer que nuestro mes sea mucho más tranquilo. 

En este sentido, este tipo de créditos permitirán solucionar tus problemas, darte a conocer ante alguna de las entidades de crédito que trabajan con Doctor Dinero y empezar a ganarte su confianza. No olvides que cualquier solicitud de crédito que se cierre con éxito son puntos que tú ganas ante ellas, y que te permitirá en un futuro poder volver a solicitar este tipo de préstamos sin menos trabas y de una forma incluso más ágil.

Sigue leyendo si quieres descubrir más sobre la historia de los minicréditos o conocer con más detalle a las empresas prestamistas que gestionan este tipo de préstamos.

 

Descubre la historia de los minicréditos

¿Sabías que los minicréditos surgieron en Bangladesh en el año 1974? En un país con un alto umbral de pobreza, y donde los bancos se negaban a conceder diferentes tipos de prestación por el riesgo a no recuperar el capital, Mohamad Yannus encontró la solución. Este economista con activismo social creó su propio banco en el que su principal función fue la de conceder pequeños créditos con el objetivo de evitar la marginación social de la población.

A partir de aquí, en los siguientes años los países anglosajones fueron los que distribuyeron esta práctica en Estados Unidos y posteriormente en el Reino Unido, lo que permitió que se pudiera globalizar en el resto de países europeos. Desde entonces, en épocas de crisis económicas, este tipo de préstamos se han vuelto más populares ya que los bancos son más reacios a la concesión de este tipo de ayudas.

Por otro lado, también son créditos de carácter inclusivo ya que todo tipo de ciudadano independientemente de su origen y de su clase social puede acceder a este tipo de préstamos sin problemas y sin la necesidad de moverse de su casa. Solo es necesario un móvil u ordenador con conexión a Internet.

Además, la globalización del mundo online y de Internet también permite ser optimista de cara al futuro donde se espera un aumento de la oferta de los créditos sin intereses, e incluso buscar soluciones que sean más atractivas. Por ello, desde Doctor Dinero te ofrecemos la mejor experiencia de usuario para ayudarte a encontrar el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades y puedas conseguir la solución que tanto estás buscando.

 

Solicitar Crédito